Lo bueno del shiatsu es que nos permite dar una sesión en cualquier momento, en cualquier espacio.
En esta oportunidad fue a mi madre en el Parque de la Ciudadela en Barcelona.

Posts relacionados

Deja tu comentario Required fields are marked *